Agencia Liberbank LiberbankLiberbankAgencia de Peraleda de la Mata
Listado: PERALÊOESPAÑOL
Árbol semántico: RAMAS NIVELES
ETIQUETAS
Etiquetas diccionario Peralêo
Ver Etiquetas

Etiqueta: Palabras Gramaticales

El participio presente de los verbos era aún muy frecuente en la Edad Media y funcionaban habitualmente como adjetivos verbales equivalentes a una oración de relativo (el caballero andante = el caballero que anda; el niño pensante = el niño que está pensando). A partir del XVI los verbos fueron perdiendo esta forma, no podemos ya decir, por ejemplo, la mujer *comiente (que come). Sin embargo hay muchos de estos participios presentes que han sobrevivido en forma de sustantivos (cantante, escribiente, teniente, vigilante...) o de adjetivos (el sol saliente, la bella durmiente, el holandés errante, el rico pudiente, la criada diligente...). En cualquier caso, estas formas terminan siempre en -E y no cambian de género, sirven igual para masculino que para femenino (un teniente, una teniente, un niño sonriente, una niña sonriente). La peculiaridad del peraleo es que en muchos de estos casos sí existe una forma diferente para el femenino, terminada en -A, como es el caso de ayudante y ayudanta, y muchas otras (gobernanta, manejanta, estudianta, vigilanta), aunque normalmente no se usa para designar una profesión sino una cualidad del carácter. Asi un vigilante era el hombre que cobraba por vigilar, pero una vigilanta era una mujer que controlaba mucho lo que los demás hacían. Esto es simplemente porque la mayoría de esas profesiones no eran realizadas por mujeres. En el caso de que sí fuera una profesión solía usarse la forma invariable (una cantante, pero no *cantanta, y se podía decir estudianta, pero también estudiante). También se da el caso de palabras de estas procedentes de un participio presente que se usan en peraleo pero no en español (cascante, en español parlanchín) y otras habituales en español que no se usan en peraleo (agobiante, en peraleo ajinoso).
-azo, -ote
Sufijo aumentativo para indicar tamaño grande o intensidad. .
-isteis
Terminación de la segunda persona del plural de pretérito perfecto simple (o pretérido indefinido) de cualquier conjugación.
Estas dos preposiciones se juntan a menudo con verbos de dirección o movimiento, especialmente el verbo ir (presente o sobreentendido) para expresar que hemos ido a buscar algo.
Muy abajo
Aumentativo de "abajo".
Ahora
Adelante, Delante
1- Parte delantera de algo (L'hemos puesto al carro unas cintas alante). 2- Para expresar una posición adelantada y absoluta, no con respecto a otra cosa (Ella se sentó alante /pero/ Ella se sentó delante de mí). 3- Para expresar movimiento hacia delante (Vete alante). En las acepciones 1 y 2 también se puede decir "por alante" (igual que "delante" también puede ser "por delante"), y en la acepción 3 casi siempre se usa con "pa" (p'alante).
Otro, Algotro
Fusión de las palabras "algún" y "otro". Este indefinido puede usarse como adjetivo con el sentido de "algún otro" (Trae algotro melón) o como pronombre con el sentido de "alguna otra cosa/persona" (Algotro vendrá que bueno me hará) aunque en ambos casos es más frecuente en el español moderno decir "otro" que "algún otro". Una regla de uso sencilla podría ser que si en castellano es correcto decir "algún otro", aunque suene un poco raro y poco natural, pero sí es correcto, entonces el peraleo podía usar "algotro" en lugar de simplemente "otro". En el caso del pronombre, si hay duda podemos transformarlo en adjetivo y aplicar la misma regla (¿quieres otro? > ¿quieres algún otro caramelo?, -suena correcto, entonces- ¿quieres algotro?).
Alguien
La forma más frecuente de decir /alguien/ en peraleo es "alguno, algún". Con bastante menos frecuencia se dice "alguien", y de vez en cuando se oye "persona alguna".
Algún
Este adjetivo indefinido se usa en general como en el estándar, pero su peculiaridad está en la posposición, rasgo que en el estándar suena arcaico y muy formal pero que en peraleo es cosa del lenguaje cotidiano y se usa para enfatizar. Solemos usar algún/alguna seguido del sustantivo correspondiente (algún plato, alguna silla). Algunas veces se pospone, pero sólo en oraciones condicionales (Si necesitas ropa alguna me lo dices), en interrogativas (¿Has visto tú hombre alguno hacer eso?), y en negativas (Yo no he visto estrella alguna esta noche, estará to nublao). Cuando va con oraciones negativas preferimos decir nenguno (No tengo nenguna priesa), y la posposición con "nenguno" sí es muy frecuente (compare las opciones de mayor a menor frecuencia: No tengo nenguna priesa = No tengo priesa nenguna = No tengo priesa alguna). Cuando usamos la posposición enfática siempre se pone en singular (Tengo algunos libros = No tengo libro alguno).  .
Al lado, Junto (a), Cerca
1- Preposición de lugar (alpié, alpié de). 2- Adverbio de lugar (alpié). 3- Usado con cantidades o medidas, aproximadamente, más o menos.
Alrededor
1- Alrededor, en derredor, en torno a, rodeando. 2- Cerca de alguien o algo (con movimiento). 3- Aproximadamente. 4- En plural (los alreores) equivale al entorno cercano a un lugar. "A los alreores" equivale a: en los alrededores, en la zona.
Luego, Después
Además
A casa de, En casa de
Estar
Además del sentido literal de caminar, este verbo se usa mucho en nuestra zona como equivalente al verbo estar en muchas situaciones. Ese funcionamiento se da también en el estándar, pero por nuestra zona es muchísimo más amplio y acusado, hasta el punto de que por aquí es, o al menos era, bastante más frecuente usar el verbo andar que el estar siempre que dicha sustitución sea posible. Por ejemplo lo normal es decir "¿Qué tal andas?" (en vez de "¿Qué tal estás?", que suena mucho más fino), o "¿Ánde anda tu padre?" (¿Dónde está?). Como auxiliar para formar los tiempos continuos (lo que está en ejecución ahora o en un momento dado) también se usa con tanta frecuencia o más que el estar, y así es lo normal decir "Ando pintando la paré" (Estoy pintando la pared), "¿Qué andáis haciendo?", etc. Cuando se trata de elementos estáticos, sin embargo, se usa más el verbo estar, pues el verbo andar nunca se despoja del todo de la idea de movimiento: "La tenaja está en ese cajón", "Pepe está ahí sentao", "París está mu lejote". También es posible usar andar incluso con objetos inanimados si damos a entender que esa localización es una breve fase transitoria y el elemento en cuestión seguirá cambiando de sitio igual que lo hizo antes. Por ejemplo, si la palangana se usa mucho y constantemente la están cambiando de lugar, podríamos enfatizar esa idea diciendo que en estos momentos "La palancana anda en ese rincón", y si queremos dar la idea de que Pepe no para mucho tiempo quieto sería normal decir "Pepe anda ahí sentao", pero siempre dando a entender que no creemos que siga mucho en la misma localización, igual que anteriormente había cambiado de sitio con frecuencia. Y así, si alguien te preguntase por teléfono que dónde estás, lo normal es decir "Estoy en casa", pero podríamos decir "Ando en casa", dando a entender que estoy con frecuencia entrando y saliendo, yendo a otras partes, pero en estos momentos me pillas aquí en casa. Por lo tanto podemos considerar que cuando hablamos de localización, andar es la forma dinámica y estar la estática. Lo mismo ocurre si en vez de localización hablamos de estados. Si digo que "Estoy bien" no añado ningún matiz, pero si digo que "Ando bien" estoy dando a entender, con exactitud o con exageración, que mi estado de salud es muy variable y en estos momentos estoy bien, pero podría volver a cambiar. Igualmente si la bici "anda rota" es porque ha estado rota más veces y suponemos que se volverá a arreglar, mientras que si decimos que "está rota" no añadimos ningún matiz más, sólo hablamos de cuál es su estado actual.
Donde, Adonde
Dondequiera, En todas partes, En cualquier parte, Por todas partes
Aunque
Mismamente, Por ejemplo, Por lo menos, Al menos, Como mínimo, Ni siquiera, Aunque sea
1- Equivale a la conjunción "aunque" más el verbo ser si no va seguido de otro verbo (Anque sea chico, sabe ya muchas cosas). 2- Con entonación descendente indica que una posibilidad resulta aceptable aunque no sea la ideal, equivale a: por ejemplo, mismamente, o así, más o menos (Ponme un pincho de patatas anque sea / Dame ninque sea ese de ahí, si no los tienes más largos). 3- Con entonación descendente se usa cuando se pide alguien que haga algo, o que ayude con algo, pero quitándole importancia a la cosa, como si en realidad diera igual, aunque no da, (Amos, come un poquine más anque sea / Quédate ninque sea dos horas más / Vente conmigo anque sea, qu'entre los dos lo apañamos). 4- Con entonación ascendente se usa para establecer un mínimo bajo, equivale a: por lo menos, al menos, como mínimo, aunque sea, aunque sólo sea (con matiz de protesta o dando pena). (Si no quieres preparal pinchos, ponnos unas acitunas ninque sea, que sin pical na no apetece bebel). 5- (en oraciones negativas) Para rechazar categóricamente una opción con el sentido de "ni siquiera en ese caso": Ni siquiera, aunque sea. La negación puede quedar sobreentendida: ―¿Vienes? ―Ninque sea cobrando (= no iré, ninque sea cobrando). También "Ninque juera" (aunque fuera).
178 entradas
1

Apóyanos con tu firma para salvar el Dolmen de Guadalperal y también para salvar el retablo esgrafiado de Peraleda.

© Proyecto Raíces de Peralêda, 2017 (Peraleda de la Mata, Cáceres, España) - Privacidad y Cookies-Contacto Donate with PayPal
Navegando por este portal, usted acepta nuestra Política de Cookies.