Cafetería Imperial, Navalmoral
Corpus de ejemplos del diccionario (10016 ejemplos)
  |  Tiene Audio:   
Peralêo
Ejemplo
1. A este muchacho hay que sacal-le la bastilla de los pantalones, que le van queando ya mu pesqueros.
2. A vel si te cojo la bastilla d'esa falda, que te quea mu larga.
1. En el cabildo del jueves v'a entregal Jesús el bastón de mando a Amador.
1. Hay quema en el olival de Caena y acaba de pasal pallá un batallón de gente a vel si son escapaces d'apagal-la.
2. Dispués de la misa iba to'l batallón de envitaos calle abajo p'ande la boa.
1. Mira muchacho, como tú tengas la dicha de moverte d'esa silla, te bataneo las costillas bien bataneás.
1. Este joío muchacho, a bate d'habelse caío de la silla por alcanzal las galletas de la lacena.
2. Esta cortina de la puerta está a bate de rompelse namas se levante aire solano.
1. Batea unas cuantas veces el cubo en el pozo pa que se ladee to la mierda que hay arriba en el agua.
1. Esa baticola quea demás de suerta. Aluego te se v'a escurril la silla pa tos laos.
1. Has pillao un bazacao de cervezas que ties ya pa tres días. Anda pa casa.
2. Madre, m'he metío un bazacao de migas que me van a repetir toa la tarde.
1. Limpia el bebeêro las gallinas y aluego échalas un cubo d'agua limpia.
1. Ese reguero güele siempre mu mal porque por ahí tiran el bechín de l'almazara.
1. ¿Ende cá que no limpias la chimenea? Tienes el jumero ya más negro qu'el bechín.
2. Este cazo está ya más negro qu'el bechín. Y mira que le froto con arena, pero ya na, no hay quien lo quite.
1. M'ha comprao mi padre una becicleta pa dil yo solo porây.
1. Anda, acércame la begoña, que tengo que machal la guaña, que ya no corta na.
1. Pero no te limpies los mocos a la manga, hombre, saca el moquero. Eres más basto qu'un bocaíllo bellotas, macho.
1. ¡Ay, bendito sadiós! M'han dicho que s'ha caío Tomás del tejao y s'ha esconchabenao to.
2. ¿Qu'has aprobao el carné de conducil? Bendito sadiós, qué alegría m'has dao, hijito.
3. Yzque vienen ara dispués de comel. Bendito sadiós, con to lo que tengo yo que jadel y se van a presental aquí estos pesaos.
4. —Yzque s'ha muerto el padre de Cipriano de repente. —¡Ay, bendito! Probe hombre, con lo bien qu'estaba.
1. Anda, acércame el berbajo que se lo eche a los cochinos.
2. Has echao tanto pan enas sopas que no se puen comel. Menúo berbajo, esto habrá qu'echálselo a las gallinas.
1. Este año via plantal berejenas en el güelto, a vel qué tal se dan.
1. Mira la farola cómo l'han dejao. Eso algún bergante que no teniâ mejol que jadel el joío.
2. Berganta, mas que berganta, como te coja te via avïal. Ays hijita, con lo chiquenina que es y mía tú cómo s'ha apañao pa arcanzar el chocolate.
3. —¿Ánde van el par de bergantes? ¿Ancá la agüela? —Sí, vamos un ratine.
1. M'he encontrao esta mañana con Bernabel, qu'iba pa la finca.
2. Si ves a Bernabel, dile que l'anda buscando Antonio.
1. Este cuando era chiquenino se cogiâ unos berres que pa qué.
2. S'ha pasao toa la noche con un berre que no himos dolmío na.
3. No veas tú el berre que s'ha pillao el mostrenco este, polqu'izque no le dejo de dilse al Corchuelo.
1. Mira a vel, acércate a vel qué le pasa a la vaca aquella, que no deja de berrear.
2. ¿Por qué berreará tanto aquella cabra?
3. No sé qué las pasa a las ovejas, que llevan berreando to la mañana.
1. Anda, tira esa chaqueta y no te la pongas ya más, que no es mas que un berristrajo.
2. Mírala, siempre va jecha un berristrajo con esa ropa tan fea que se pone.
3. Ende luego Manuela es un berristrajo, se pone cualquier cosa. Y la parecerá que va guapa. Ay madre.
4. Qué malas están estas sopas. No sé qué berristrajos habrán echao, pero esto no hay quien se lo coma.
1. Se presentó a la boa con unas pintas que vamos. Berritrajo como un escapulario, hijita. Como ha sío él siempre.
2. Pos tendrá muchas perras, no digo yo que no, pero esa es más berristrajo qu'un escapulario. Qu'el gusto no se compra con dinero y esa no lo ha tenío nunca. El gusto, digo.
1. Saca bien la besana, que llevas to los surcos torcíos y eso quea mu feo.
1. Ayyy, madre mía, pero qué besos más escachapaos le da el mî niño a su agüela, ¡cuánto la quiere, madre!
2. Y cuando ya salía pol la puerta, me agarró y me dio un beso más escachapao que na, qu'entoavía me paece que lo tengo aquí pegao.

Apóyanos con tu firma para salvar el Dolmen de Guadalperal y también para salvar el retablo esgrafiado de Peraleda.

© Proyecto Raíces de Peralêda, 2017 (Peraleda de la Mata, Cáceres, España) - Privacidad y Cookies-ContactoDonate with PayPal
Navegando por este portal, usted acepta nuestra Política de Cookies.