Hogar Peraleda de la Mata

Apóyanos con tu firma para salvar el Dolmen de Guadalperal y también para salvar el retablo esgrafiado de Peraleda.

Árbol semántico: RAMAS   NIVELES
ETIQUETAS
 

Sopetón

Sopetón

sustantivo masculino

En español: Sopetón

Pan tostado que se moja en aceite dentro de la almazara, como prueba de cómo está quedando el aceite que te están haciendo, aderezado al estilo peraleo.

 

• Y mientras que esperabâmos a que estuviera el aceite apañao, mos sacó la tía María unos canteros y *kch*, hala. Mos los metió en el aceite caliente y pa dentro. El sopetón más güeno qu'había probao yo, pero que en muucho tiempo.

Origen: Germánico. Nos viene del catalán. Es español inusual. Se usa en toda España.

Ver palabras relacionadas: Dulces Gastronomía Platos cocinados Postres

¿Se usaba en Peraleda?
¿Lo usa usted?
¿Está bien definido?
Frecuencia actual de uso en Peraleda (1 = ya nada... 5 = mucho)
0 votos

Comentarios:

Testimonio de Angel Martín:

En la lumbre del lagar, que estaba permanentemente encendida para tener siempre agua caliente, se tostaba un pan cortado por la mitad, a la larga; una vez tostado se le empapaba bien con el aceite nuevo y se le agregaba azúcar. También, según el gusto de cada cual se le echaba un buen chorro de aguardiente, de anís, algo de canela,…esto era lo que se llamaba el sopetón que en aquellos años de tan pocos lujos y tantas escaseces se comía con muchas ganas y verdadero deleite. 

 

Etimología:

La expresión nos lleva hasta la Cataluña del siglo XVIII, concretamente a la región del Alto Ampurdán, donde se encuentra el famoso pan de payés. Precisamente la expresión está relacionada con este pan, ya que “fer la sopeta” (literalmente “hacer la sopa”), o sea mojar pan en un plato, era una locución muy difundida en los valles del Ampurdán gracias a las características de este pan.

Obviamente existían derivados de la frase y uno de ellos era “fer el sopetó” (“hacer el sopón”), que era cuando se mojaba un trozo muy grande de pan para acabar con toda la salsa del plato de una sola vez.

De este sopetó (castellanizado a sopetón) salieron dos conceptos:

1- Las pruebas que los clientes hacían an la almazara para valorar la calidad y sabor del aceite, pues al meter una buena rebanada de pan tostado de un golpe, estaban literalmente "haciendo el sopetón". Así quedó sopetón para llamar al pan pringado en esos casos.

2- Por ser el sopetó una forma rápida de comerse una sopa, pues de un golpe te llevas todo el caldo, se extendió también a la idea de hacer algo en un instante, sin dar tiempo a los demás a darse cuenta de lo que pasaba. Esta segunda idea entró al español en el siglo XX ya con la forma hacer algo u ocurrir algo "de sopetón".

 
© Proyecto Raíces de Peralêda, 2017 (Peraleda de la Mata, Cáceres) - Privacidad y Cookies-Contacto Donate with PayPal
Navegando por este portal, usted acepta nuestra Política de Cookies.