Bar Ágora

Apóyanos con tu firma para salvar el Dolmen de Guadalperal y también para salvar el retablo esgrafiado de Peraleda.

Árbol semántico: RAMAS   NIVELES
ETIQUETAS
 

Abutacao

Abutacao

adjetivo

En español: Abotargado, Bufado, Hinchado, Inflado

Dicho de una persona, hinchada o deformada a causa de la hinchazón.

Ver Bufalse

 

• La probe está mu malina, toa abutacá y como amarilla. A vel qu'ice'l médico, pero esto no es na güeno, te lo digo yo.

• ¡Anda y muévete un poco, que te vas a poner abutacao!.

Origen: Castellano antiguo. Nos viene del castellano antiguo. Es castellano con variación de forma. Se usa en algunas partes de España.

Ver palabras relacionadas: Complexión corporal Descripción física Síntomas de enfermedades

¿Se usaba en Peraleda?
¿Lo usa usted?
¿Está bien definido?
Frecuencia actual de uso en Peraleda (1 = ya nada... 5 = mucho)
3 votos

Comentarios:

Puede referirse, aunque es menos común, a animales. Normalmente se dice cuando la causa de esa hinchazón es debida a una enfermedad o la medicación que se está administrando para curarla. También cuando es debida a una obesidad excesiva.

 

Etimología:

La palabra abotagarse viene de bota (la de vino, no la del pie). El diccionario de Autoridades de 1726 nos explica: "Abotagarse es lo mismo que hincharse; efecto que suele causar el beber mucho. Es voz compuesta de la partícula A, y del nombre Bota, por lo que esta se hincha, o con el aire o con otra cosa que la introducen". Posteriormente esta palabra española añadió una R transformándose en el actual abotargado por influencia de la palabra botarga, que era un armazón de alambre revestido de tela que usan los actores debajo de los trajes para deformar la figura (derivado del comediante italiano del siglo XVI Bottarga).

En cuanto a Peraleda, la palabra abotagado también cambió, pero esta vez probablemente bajo la influencia de la palabra butaca, sede del sedentario, lo que dio la forma abutacao. En este aspecto es interesante comprobar cómo en Chile esta palabra presenta dos formas especializadas, abutagado para el que se bufa de tanto comer, y abutacado para el que se bufa por estar todo el día sin hacer nada, donde vemos que la idea de la butaca, más presente en el segundo caso, ha influido también en la forma de la palabra.

 
© Proyecto Raíces de Peralêda, 2017 (Peraleda de la Mata, Cáceres) - Privacidad y Cookies-Contacto Donate with PayPal
Navegando por este portal, usted acepta nuestra Política de Cookies.