Etiqueta: Economía

Monedas, Dinero, Estafador
1- Dinero, ya sea en efectivo o no (Ese tiene muchas perras). Se usa normalmente en plural, aunque a veces puede usarse en singular manteniendo el sentido genérico de dinero (No tengo ni una perra). 2- Monedas como opuesto a billetes (Aquí gualdo las perras y aquí los billetes). Aunque existe la palabra "monea", también se usa "perra" para referirse a cualquier moneda, en general de poco valor (Dale una perra al muchacho, que yo sólo traigo billetes). 3- Perra gorda, antigua moneda de 10 céntimos de peseta.
Sacal las perras (expr.)
1- Multar o imponer a alguien una sanción pecuniaria. 2- Estafar a alguien haciéndole pagar un precio demasiado alto, vendiéndole algo inútil o impulsándole a gastar más dinero del que debiera.
Fumal en pipa (expr.), Jumal en pipa (expr.)
(referido a un comerciarte, o a alguien que cobra por sus servicios) Carero, que cobra mucho.
Monedero
Bolsa pequeña o cartera, generalmente de cierre, para llevar las monedas. .
Pobre
1- Persona con poco dinero. 2- Persona digna de lástima.
Ral
Real
Antigua moneda española equivalente a 25 céntimos de peseta.
Conseguir, Comprar, Aprovisionarse, Proveerse
1- Conseguir de algún modo algo que se necesita. 2- Más concretamente, se usa mucho con el sentido de "comprar", siempre que no sean compras de gran valor que necesite un trato de por medio. Se puede recabar tomates o incluso una bicicleta, pero no se recaba una casa o una finca. 3- (pronominal) Sufrir consecuencias indeseables por alguna acción. Muy usado para cogerse enfermedades.
Intereses
Beneficio que rinde un capital en el banco.
A rúchale (expr.)
Arruinado, sin dinero, sin recursos económicos.
Sacacuartos, Carero
1- Cualquier cosa o actividad que va a hacer que te gastes las perras sin necesidad, o incluso inútilmente. 2- Comerciante que cobra demasiado caro. 3- Persona o entidad que recauda dinero en exceso mediante impuestos, multas, etc. (gobierno, policía, Hacienda...).
Puesto de mercadillo, Mercadillo, Caseta de feria
En Peraleda no se usaba la palabra "tienda", sólo "comercio". La palabra "tienda" llegó de fuera ya por los años 60, y no se generalizó hasta finales del s. XX. Sin embargo cuando empezaron a celebrarse mercadillos semanales en Peraleda, Navalmoral y otros pueblos, a los puestos se les llamó "tiendas", pues así se habían nombrado a este tipo de puestos de venta desde los romanos (porque se tendía encima una tela para protegerlos del calor o la lluvia). Pero no duró mucho la palabra "tienda" para referirse a las de los mercadillos, pues aunque hoy aún se use así a veces, se ha generalizado mucho más hablar de "puestos", tanto para las tiendas de los mercadillos como para las que vienen en las fiestas de los pueblos, pues en ambos casos el Ayuntamiento asigna a cada vendedor (que ya no tendero) un puesto (lugar donde ponerse) en la zona. Los puestos de las ferias, como pasaron luego a ser más sofisticados en forma de casetas metálicas, pronto comenzaron a denominarse así: "casetas".
Deuda
Zumbal el bacalao (expr.)
Ser una cosa grande o exagerada, especialmente en el precio.
53 entradas
1
2
3