Talleres García Alonso

Apóyanos con tu firma para salvar el Dolmen de Guadalperal y también para salvar el retablo esgrafiado de Peraleda.

Árbol semántico: RAMAS   NIVELES
ETIQUETAS
 

Acealse

Acealse

verbo pronominal

En español: Estropearse, Agriarse, Avinagrarse, Indigestarse

1- Sentar mal una comida, originando vómitos.

2- Estropearse un alimento al fermentar y adquirir sabor agrio.

Ver Acêo

 

• Pa mí que la comida estaba mala, se m'ha aceâo y no veas cómo tengo la barriga.

• T'he dicho que metieras la leche en na nevera. L'has dejao juera y s'ha aceâo. Ahora pa tiral-la toa.

• Este vino s'ha aceâo, vamos a tenel-lo que tiral to.

• No sé qué coños l'has echao a la olla pero esto s'ha aceâo.

Origen: Latín. Nos viene del castellano antiguo. Es castellano con variación de forma y significado. Se usa en el sur de España.

¿Se usaba en Peraleda?
¿Lo usa usted?
¿Está bien definido?
Frecuencia actual de uso en Peraleda (1 = ya nada... 5 = mucho)
1 voto

Comentarios:

Era común la creencia de que comer algo agrio (vinagre, limón, etc.) tras haber bebido leche provocaba que la mezcla sentase mal (se acease), de donde salió el refrán "encima de la leche nada eches".

Hasta cierto punto tenía su lógica, ya que la genta veía que al añadir algún ácido a la leche, esta terminaba por coagularse y echarse a perder. Por ello imaginaban que en el estómago se producía la misma reacción. Creencia reforzada por el hecho de que cuando se vomita, suele quedar en la boca un sabor entre ácido y amargo.

No se puede decir, por ejemplo, que "el limón acea" o "este guiso acea" pero sí "el limón está aceo" o "el guiso está aceo" (en estos casos no es verbo sino adjetivo). El verbo además es defectivo, tan solo se conjuga la tercera persona (no se puede decir "yo aceo" o "tú aceas").

 

Etimología:

Verbo derivado del adjetivo acêo, que a su vez es una variación del castellano acedo, del latín acetus (vinagre). La pérdida de la D intervocálica es la normal en el sur de España, y el cambio de I a E ya se dió frecuentemente en castellano a finales de la Edad Media. Lo vemos, por ejemplo, en el Cancionero, de Pero Guillén: "...y porque era de beber un potage muy acedo, en esa mesa de Olmedo" (1492).

El verbo acedar fue declinando en el estándar a partir del XVII, aunque algo todavía se usa:

    Una poca de levadura basta para acedar toda la masa. (De las consideraciones sobre todos los evangelios de la Cuaresma, Fray Alfonso de Cabrera, c. 1598).

 
© Proyecto Raíces de Peralêda, 2017 (Peraleda de la Mata, Cáceres) - Privacidad y Cookies-Contacto Donate with PayPal
Navegando por este portal, usted acepta nuestra Política de Cookies.