Sánchez & González
Árbol semántico: RAMAS   NIVELES
ETIQUETAS
 

Abrión

Abrión

verbo vulgarismo

En español: Abrieron

Tercera persona del plural del pretérito imperfecto de indicativo del verbo abrir. También hemos encontrado esta misma conjugación en algunos otros verbos.

Ver Tuvión

 

• El día cinco de junio del año sesenta y dos se abrión las puertas der cielo y este angelito bajó. (de un poema de mi bisabuelo).Corpus

Origen: Castellano antiguo. Nos viene del castellano antiguo. Es castellano desaparecido. Se usa en algunas partes de España.

¿Se usaba en Peraleda?
¿Lo usa usted?
¿Está bien definido?
Frecuencia actual de uso en Peraleda (1 = ya nada... 5 = mucho)
0 votos

Etimología:

Esta forma de conjugar la 3ª persona del plural del pretérito imperfecto de indicativo se ha llegado a considerar por algunos un rasgo del leonés, pues hoy se conserva en zonas de habla leonesa, pero no parece ser el caso. Tales formas irregulares se extendieron por partes de Castilla desde muy antiguo, como atestiguan estos versos del 1509:

    Hago, cuenta que oy ñascí.
    ¡Bendito Dios y lloado,
    pues ño me hizon licenciado!

(Auto del repelón, Juan del Encina, 1509).

En este poemilla de principios del XVII dicho rasgo se menciona como algo típico de Valladolid, y no de zonas leonesas:

     Antequera dirá "asaz",
     Granada, "caday jaraybe",
     Jaén, "vircen y zarritos",
     Baeza y Úbeda, "otro tale".
     Dirá La Mancha "par Dios",
     Toledo, cuanto le manden,
     "hemos quedado muy solos"
     dirán los de Manzanares.
     Salamanca, "quis vel qui",
     Segovia, "tunda y enfarde",
     Valladolid, "dijon, trajon",
     y Portugal, "guimarains".
     Todo aquesto vos dirán,
     si a ver vuestros reinos vades
     que en ellos fablan así,
     por la gracia de Dios Padre.

(Relación de las fiestas que la imperial ciudad de Toledo hizo al nacimiento del príncipe nuestro señor, 1605)

Pero ahondando más sobre este asunto, es interesante la cita que hemos extraído del libro Rufino José Cuervo y la lengua castellana" (Pedro Fabo, 1873):

"Habíamos muchos por éramos o estábamos muchos lo tengo oído en lo mejor de Castilla la Vieja; y pior en lugar de peor, y soldrá y doldrá y Perencejo por Mengano; y esto último no me parece mal, ni mucho menos mollejón por piedra de afilar; que así llamaban a la del obrador de mi padre y a las de otros talleres en que yo he trabajado. Donde por de o en casa de es corriente en nuestra provincia de León, y no sé si en otras partes. "Me andé a pie un par de leguas" no es locución peregrina entre nosotros, bien que no suele usarse la tercera persona andó; en cambio, en Extremadura, en Soria, en Santander y en la misma Salamanca forman casi todos la tercera persona del plural de pretéritos perfectos irregulares de indicativo, añadiendo una n a la tercera persona del singular, diciendo húbon, estúvon, súpon, díjon, trájon o trújon, vínon y quíson. Siéntesen, váyasen, cualquier honrado labriego lo dice muy grave; y alguna vez he advertido esa n añadida a un infinitivo referente a un sustantivo plural, diciendo al irsen ellos, en vez de al irse.".

Nótese que este escritor, de la provincia de León, no califica las formas húbon, trájon, etc. como propias de las tierras leonesas, sino al contrario, las considera propias de Extremadura, Soria, Santander y Salamanca. Y a estas declaraciones se añade un comentario a pie de página que dice:

"Estas formas mencionadas por el señor Hartzenbusch, comunes en Juan del Encina (véase Ensayo de una biblioteca española de libros raros y curiosos, II,839, 840), aparecen como vulgaridades en la comedia de Lope El cuerdo en su casa, acto II (págs. 451, 453 del tomo XLI de la colección de Rivadeneyra), y en el "Comento contra setenta y tres estancias que don Juan de Alarcón ha escrito", etc. [...] Es caso de analogía morfológica: díjon:dijo, aman:ama, beben:bebe.".

Por lo tanto parece que estas formas irregulares del pretérito son, en efecto, variaciones puramente castellanas construidas por analogía con la mayoría de los tiempos verbales, que sí forman la 3ª del plural añadiendo una -N a la del singular (tiene → tienen, caiga → caigan, comerá → comerán), sin tener que buscar en ello la mano del leonés.

Así pues, las muy contadas ocasiones en las que hemos encontrado estas formas en el habla peralea de finales del siglo XX, son una peculiaridad del castellano original que llegó a Peraleda en el XIV incluyendo ya esas formas, aunque no sabemos si en origen eran la conjugación correcta del peraleo (desplazadas luego por las formas del estándar), o simplemente una variante que a veces se usaba junto con las otras formas idénticas al estándar. Es decir, no podemos afirmar si en el peraleo de hace siglos se decía "ellos díjon", o se decía "ellos dijeron" pero existía también como vulgarismo la variante "ellos dijon". El caso es que a finales del XX sólo hemos encontrado esa forma en unas pocas ocasiones y en el siglo XXI ya no conocemos a nadie que las use.

 
© Proyecto Raíces de Peralêda, 2017 (Peraleda de la Mata, Cáceres) - Privacidad y Cookies-Contacto Donate with PayPal
Navegando por este portal, usted acepta nuestra Política de Cookies.