patrocina: Cerrajería Gómez
Casa Grande de Alarza durante la sequía de 2019- Peraleda de la Mata Grabación del 20/08/2019

A finales de agosto del 2019 la Casa Grande de Alarza asomó un poco por primera vez desde que se creó el embalse de Valdecañas. 60 años de inmersión no afectaron a la estructura de sus bóvedas, que se ven aquí casi intactas (sólo hay una y media afectadas y poco más). Sólo dos años más tarde, en el 2021, ha vuelto a salir del agua, esta vez al completo, y ya se han derrumbado varias bóvedas más como puede ver aquí. Es una muestra de que lo que más daño hace a una edificación no es el estar bajo el agua, sino el salir y entrar y cambiar drásticamente de ambiente. Tomen nota para los efectos que padece cada año el Dolmen de Guadalperal, que ese sí está continuamente entrando y saliendo aunque sea parcialmente.

Las dos columnas a la izquierda de la casa eran dos palmeras que había a la entrada.

Vídeo cedido por Marino Fernández Díaz

Esta llamada "Casa Grande" era el palacete o cortijo de la familia que poseía la finca de Alarza, que comprendía las muy fértiles vegas del Tajo hasta que el embalse de Valdecañas lo inundó todo. El edificio remonta sus orígenes a la primera mitad del siglo XIII, cuando se construyó un oratorio que fue el primer edificio religioso de la comarca tras la reconquista. También era casa de gestión de una gran finca que fue donada a los monjes benedictinos del convento de San Martín de Valdeiglesias de Madrid.

La fecha de grabación es aproximada, sólo sé que lo grabaron unos días antes de cedernos el vídeo.

1:44     Me gusta 0
 
 

Apóyanos con tu firma para salvar el Dolmen de Guadalperal y también para salvar el retablo esgrafiado de Peraleda.

© Proyecto Raíces de Peralêda, 2017 (Peraleda de la Mata, Cáceres, España) - Privacidad y Cookies-ContactoDonate with PayPal
Navegando por este portal, usted acepta nuestra Política de Cookies.