África López Autocares

Apóyanos con tu firma para salvar el Dolmen de Guadalperal y también para salvar el retablo esgrafiado de Peraleda.

Árbol semántico: RAMAS   NIVELES
ETIQUETAS
 

Agarbao

Agarbao

adjetivo participio pasado intransitivo

En español: Agachado, Encogido, Encorvado, Tristón

Ver Agarbalse, Esgarbanao

 

• Viá lleval a este muchacho al médico ¿no ves que anda como to agarbao? Yo cro que tiene algo de columna.

• Chacho, ¿qué te pasa, qu'andas como agarbao?.

Origen: Mozárabe. Nos viene del español. Es castellano desaparecido.

Ver palabras relacionadas: Descripción física Posturas Sentimientos

¿Se usaba en Peraleda?
¿Lo usa usted?
¿Está bien definido?
Frecuencia actual de uso en Peraleda (1 = ya nada... 5 = mucho)
0 votos

Etimología:

Significa encogido pero en el sentido de la persona que estando de pie tiene la columna algo encorvada. Y por ser esta postura típica de la gente que está tristona, se usa también con esa segunda acepción.

Quienes defienden que esta palabra es un derivado de garbo remontan su origen al Renacimiento, cuando nos entró del italiano garbo (gracia; plantilla, modelo), del árabe qalib (molde), del griego kαλοπούς, (kalópous, horma de zapato), formada por kalón (madera) y pous (pie).

Sin embargo, esto nos obligaría a suponer que el peraleo tomó esta palabra del español incorrectamente, pues en español agarbado significa garboso, gallardo, pero en peraleo significa todo lo contrario, más parecido a desgarbado. Por ello es improbable que el agarbao peraleo nos haya venido del agarbado español, por más que coincidan en la forma. Esta es, en nuestra opinión, el verdadero origen de nuestra palabra:

Existe en peraleo el verbo agarbarse, que significa encorgerse, encorvarse, agacharse, y de ahí deriva, de su participio pasado, este adjetivo agarbao. Esta palabra nos viene del mozárabe ad garab, del hispanoárabe garab (ponerse u ocultarse un astro). La idea es que un astro, desde que está en su cénit hasta que se oculta, va descendiendo hasta el suelo, "agachándose" en una elíptica, lo que encaja con la idea de encorvarse o agacharse. Esta palabra con este sentido está documentada en Córdoba y en Peraleda. Sin embargo, no era voz desconocida para algunos escritores de antaño. El conde de Noroña escribió una poesía en torno al año 1800 donde hablando de una gata se nos dice:

Corrías por la casa.
Al palomar derecha
   Vas al fin, y agarbada
   Acechas los pichones
   Que anhela tu garganta.

 

 
© Proyecto Raíces de Peralêda, 2017 (Peraleda de la Mata, Cáceres) - Privacidad y Cookies-Contacto Donate with PayPal
Navegando por este portal, usted acepta nuestra Política de Cookies.